İyi bayramlar!

¡Llegó por fin el esperado fin de Ramadán! Después de que la gente haya estado ayunando durante un mes alrededor de 17 horas diarias llega ya la hora de festejar. Durante tres días la gente viaja a sus pueblos a ver a su familia, y se reúnen para comer los más deliciosos manjares (que no son pocos) y para alegrar a los más pequeños con muchos dulces y caramelos y alguna que otra monedilla (tipo aguinaldo de Navidad). Sigue leyendo

Respirar en Estambul y no morir en el intento.

¡Hola de nuevo! Hoy es uno de esos días en los que no sabes si adoras o tal vez odias el sitio donde vives. Y más si vives en el extranjero.

Cuando llegué, hace casi un año, yo estaba encantada con la ciudad. ‘¡Qué bonito esto! ¡Qué bonito aquello! ¡Qué diferente todo!’ Y no es que ya no me guste, pero ha pasado casi un año y la realidad cambia cuando van pasando los días y las semanas. Sigue leyendo

Diferencias entre venir de visita y venir para no volver

Empecé este blog hace meses con la ilusión de contar a la gente las maravillas que me llevaron a venirme a vivir a Estambul. Si bien es cierto que aún sigo enamoradísima y encantada con la ciudad, también tengo que ser sincera y contar por qué no es oro todo lo que reluce, por qué la vida cambia cuando vienes de visita y cuando decides quedarte, y por qué hay veces que te planteas si de verdad esto merece tanto la pena. Sigue leyendo